Comercio & Industria

El consumidor y el mercado venezolano

Oportunidades de negocios

El perfil del consumidor venezolano

Aunque Venezuela es un país rico en recursos naturales, su situación política y económica se ha deteriorado drásticamente en los últimos años.

Con la caída de los precios del petróleo en 2014, la frustración de la población ha aumentado constantemente ante la escasez de productos básicos y la inflación vertiginosa. Se espera que el PIB del país se contraiga aproximadamente un 10% en 2021 según las previsiones, tras una caída récord del 30% en 2020 (Cepal). El aumento de la pobreza, la escasez de alimentos, la inflación y la inseguridad son tales que superan todas las expectativas. La inflación del país está fuera de control, y aunque el gobierno venezolano esencialmente dejó de proporcionar cifras oficiales desde principios de 2018, el Fondo Monetario Internacional estimó que la inflación llegaría a 10,000,000% a finales de 2019. El Banco Central de Venezuela (BCV) estima de manera oficial que la tasa de inflación aumentó en 53,798,500% entre 2016 y abril de 2019. Sin embargo, varios controles económicos fueron levantados por la administración de Maduro en 2019, ayudando a controlar parcialmente la hiperinflación hasta mayo de 2020.

Mercado venezolano

Según los resultados de la última encuesta sobre condiciones de vida realizada por las principales universidades del país, los venezolanos, hambrientos, perdieron en promedio 11 kilogramos de peso en 2017. Casi el 90% de los encuestados dice que los ingresos de su familia no son suficientes para comer y el 78% dice que comieron menos en los últimos tres meses porque no podían pagar la comida. Según el mismo estudio, el 87% de los hogares venezolanos viven en la pobreza. Entre ellos, poco más de la mitad dicen haber caído en la pobreza recientemente (56%), mientras que el 30% son pobres crónicos. Este estudio señala que la pobreza extrema ha aumentado del 23% al 61% en los últimos cuatro años, y aumentó en un 10% entre 2016 y 2017. Según el informe sobre el estado mundial de la seguridad alimentaria y la nutrición de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, Venezuela tiene la tasa más alta de desnutrición en los últimos años.

Comportamiento del consumidor

Los venezolanos atraviesan una dramática crisis económica y social, con escasez de bienes básicos e hiperinflación. El mercado informal es dominante, estimándose que el 80% de los hogares lo utilizan para cubrir sus necesidades.

Ante esta situación, muchas empresas extranjeras han decidido dejar de operar en Venezuela, mientras que la depreciación de la moneda nacional hace casi imposible la importación de bienes del exterior, demasiado caros para el mercado local. En consecuencia, los puestos de los comerciantes se encuentran abastecidos con productos falsificados, provenientes principalmente de China.

La crisis ha degradado las relaciones de la sociedad hasta tal punto que Venezuela se ha convertido en el país más violento de América Latina: casi uno de cada cinco habitantes fue víctima de algún delito en 2017.

Debido a los factores antes mencionados, los hábitos de consumo han cambiado, y ahora se orientan principalmente a la obtención de bienes de consumo cotidianos.

Asociaciones de consumidores